miércoles, 25 de abril de 2007

PARTES DEL TODO, con perdón de Fogwill

Estimada VIP, ¿cómo se evita el compromiso de una respuesta esperada? ese comportamiento es propio sólo de los yahoo hmmmmhnnnnhnnnn. Verá Vd. en mis días de taller de escritura creativa con Alberto Laiseca, aprendí muchas cosas de él y de su mirada. La experiencia fue más que interesante, el curso se dictaba en el Centro Cultural Ricardo Rojas. Allí, cada martes durante todo un cuatrimestre, concurrí a la sala azul del ¿segundo?, no recuerdo bien si era segundo o primer piso, sí me acuerdo de subir por escalera ya que por ascensor se me hacía difícil. Nadie nunca impidió mi ingreso y a pesar de lo obvio de mi presencia y lo ruidoso de mis herraduras contra el piso, jamás surgió comentario alguno, ni escritura, ni noticia... nada. Por temor a ser cautivos de una alienación incipiente todos ignoraron mi presencia. Hasta hoy, si se acerca y pregunta por mí, verá que no existe registro, comentario, anécdota o leyenda de mi paso por el Rojas, hmmhnnnnhnnn. Sólo Laiseca se atrevió a conversar conmigo y a escuchar lo que tenía para decir. Fué muy grato. Bueno, el tema es que ante las mismas preguntas por Vd. efectuadas, "¿en qué momento nace la obra? ¿De dónde se nutren los grandes poetas? ¿En qué fuentes abrevan?" mi maestro Lai, respondió:

"Yo escribo cuando tengo tiempo, pero también tengo que ganarme el pan y tengo que hacer muchas otras tareas. 'Los Soria', por ejemplo, lo escribí francamente robándole tiempo a otras cosas y me trajo furias enormes. Las cosas tienen que ser escritas cuando a uno se le ocurren efectivamente porque después pasa el tiempo y uno no se acuerda o no puede... No sé, no se acuerda."

"Yo no uso paradojas como Wilde, pero sí uso el delirio. El delirio, no el patológico que no me interesa, sino el delirio creador sirve también como la paradoja para ver a la realidad en la cuerda floja. Por eso comencé citándolo a Wilde. El delirio exagera, magnifica o achica, reduce o hace a las cosas enormes: la literatura se transforma en microscopios o en grandes telescopios. El delirio construye, distorsiona, no aleja de la realidad: sirve para verla mejor y ése es mi método de realismo delirante."

" Yo creo que soy realista... delirante, claro."

Aquí, entrevista completa



Sí, por fortuna, muy delirante y realista, hmmmhnnnhnnn.

Reciba mi saludo cordial,

El 24

2 comentarios:

Inodoro Pereyra dijo...

Juáaaaaaaaa, ta güeno, un zaino que escribe...
Ya nada me sorprende en la guev de la Chispa. Tambien yo he notáu, en mi trato con los humanos, que son medio entreverao, excepto mi autor claro. El Negro, no es yahoo ni entreverau.


Carajo!

Camba Cate dijo...

Hmmmmmmhnnnhnnnn!

Bienvenido querido amigo, saludos a su autor.