miércoles, 29 de agosto de 2007

asir

.










.





Para que algo se pierda o cueste mucho encontralo primero hay que poseerlo.

Si no se ha perdido el tiempo ni la ocasión, no existe pérdida.

De no lograrse lo que se espera o necesita, circunstancialmente se ha perdido.

Si se ve separado por siempre de una persona querida, se ha perdido.

De no obtener lo que se disputa sea un juego, una batalla, una oposición, un concurso... resulta ser un vencido.

Si se repara una grieta que permitía escapar la energía, se ha vencido.

Si empeora la calidad de una cosa o la valía de una persona, se pierde mucho.

Si el camino se oculta a los sentidos (por cualquier circunstancia que fuere) se corre riesgo de extravío. Mejor no iniciar ni continuar el viaje.

Si no se halla el motivo ni la salida, el laberinto devora las oportunidades del que no busca afanosamente.

No aprovechar ni disfrutar la vida es perderla; mejor, asirla con fuerza.





.

2 comentarios:

Yahoo dijo...

Un placer visitar su blog.

Poco a poco se va instalando en mis hábitos el vicio de venir a ver los climas creados.

Cambá Caté dijo...

hMMMMHNNNNNNNNNNNHNNNNNNNNNNNNNN!!

Bienvenido