domingo, 3 de junio de 2007

Antídoto contra la demagogia.

Ley 1420

En 1884, el Congreso Nacional sancionó la ley 1420, que regulaba la educación primaria. Establecía la educación "obligatoria, gratuita, gradual" para todos los niños entre seis y catorce años. Especificaba también qué materias se debía enseñar: lectura y escritura, aritmética, geografía, historia, castellano, dibujo, música, gimnasia, conocimiento de la Constitución Nacional.

Creaba, también mecanismos para financiar la educación primaria. La educación era sostenida con fondos que provenían de diversos impuestos y entradas estatales. El control de esos fondos y de las escuelas primarias de todo el país quedaba a cargo del Consejo Nacional de Educación.

A comienzos del siglo XX, el Congreso aprobó una ley (la ley Láinez) según la cual el estado nacional fundaría escuelas en las provincias que las necesitaran, cuando lo solicitaran.

Un poco después, se crearon escuelas hogares, para los niños más pobres, y escuelas de frontera, en las zonas más alejadas del país.

En 1914,el 56% de los chicos en edad escolar concurrían a la escuela. Esta expansión de la educación primaria convirtió a la Argentina en uno de los países con mayor grado de alfabetización de América latina y del mundo.

2 comentarios:

miranda y la guitarra de lalo dijo...

Un remedio eficaz, si los hay

VIP dijo...

¡¡¡¡¡¡miranda y la guitarra de lalo!!!!!!!

¡
¡
G
U
A
U
!
!
Eficaz, sí.